23
Mon, Oct
143 New Articles

"Destacamos reacción de autoridades para garantizar servicios de transporte masivo a millones de usuarios": Miguel Uribe Turbay

Bogotá
Typography

Gracias al despliegue de más de 1.900 miembros de la Policía, 200 del Ejército en las zonas rurales de la ciudad y la coordinación de todas las entidades Distritales durante las manifestaciones, el secretario de Gobierno, Miguel Uribe, aseguró que se garantizaron los derechos de protestantes y ciudadanos durante la jornada del miércoles 27 de septiembre, que contó con una participación de cercana a las 1.200 personas.

“La capacidad de reacción de todas las entidades Distritales, de la Policía y del acompañamiento de la Personería fue oportuno para garantizar el 100 por ciento de los servicios a todos los bogotanos”, señaló el secretario Uribe.

Por su parte Esmeralda Caro Gómez, coordinadora del grupo para el acompañamiento en escenarios de posible vulneración de derechos, de la Personería Distrital, destacó las actividades que se realizaron durante la jornada: "Desde las cuatro de la mañana se hizo una revisión de elementos e insignias al Escuadrón Móvil Antidisturbios, con el fin de verificar todos los elementos que iban a ser utilizados. Así mismo, la Personería de Bogotá acompañó el proceso de diálogo, se convocaron algunas reuniones a los convocantes del paro, a los defensores de Derechos Humanos, a la Administración Distrital, siempre con el ánimo de dialogar, de llegar a acuerdos. Por esa razón se dispuso todo un proceso de acompañamiento de las 20 Personerías Locales de la ciudad, el Ministerio Público en pleno velando por los derechos y garantías de poblaciones vulnerables", dijo.

Sin embargo, pese a los operativos desplegados, el secretario confirmó que un policía resultó herido y cuatro más fueron valorados con contusiones en tejidos blandos; así como cuatro colaboradores de Aguas Bogotá y un conductor de un vehículo compactador resultaron con lesiones leves; y seis jóvenes presentaron quemaduras.

Así mismo, el secretario de Gobierno reportó que fueron vandalizados 16 buses troncales de TransMilenio (cuyos daños fueron cuantificados en 1’982.000 millones de pesos), cinco compactadores de basura a la entrada del relleno Doña Juana, cuatro buses del componente zonal SITP y un vehículo particular.

Del mismo modo, debido a cierres y bloqueos de vías, cerca de 34 mil usuarios de TransMilenio fueron afectados en la jornada de protestas, durante la cual, además, 1.200 niños no asistieron a clases con el fin de proteger su integridad.

No se presentaron capturas porque, como lo reiteró el funcionario, la idea era garantizar el derecho a la protesta y proteger a los ciudadanos. Sin embargo, se encontraron 41 artefactos explosivos que fueron detonados de manera controlada y no se presentaron hechos que lamentar. “Una vez reaccionó oportunamente el Esmad y la Fuerza Disponible, se hizo un proceso de detonación controlada para prevenir cualquier problema”.

El secretario destacó que además de la Fuerza Pública que condujo las marchas, los puntos de mayor concentración contaron con un gran plan de contingencia por parte de la Secretaría de Salud, con ambulancias; también con el acompañamiento de 80 gestores de convivencia, la coordinación del servicio de transporte masivo por parte de TransMilenio y el manejo de tráfico por parte de la Secretaría de Movilidad, en un trabajo articulado donde participaron varias entidades de la Administración del alcalde Enrique Peñalosa.

El funcionario destacó que si bien se presentaron algunos inconvenientes durante la jornada, el impacto fue menor, gracias a la reacción y el interés de la Administración Peñalosa por no criminalizar las protestas.

“Gracias también al apoyo de Derechos Humanos de la Personería y a la consciencia de la Policía por hacer respetar los derechos de la gran mayoría de los bogotanos, tenemos un balance totalmente satisfactorio”, concluyó el secretario Miguel Uribe. 

 

Fuente: Alcaldía Mayor de Bogotá