TRABAJOS DE PREVENCIÓN EN PROVINCIA DEL TEQUENDAMA PARA PREVENIR INCIDENTES POR LLUVIAS

A través de la Brigada Forestal, la CAR ha venido realizando intervenciones en los cuerpos de agua más importantes de los 10 municipios de la región.

La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca – CAR, mediante el monitoreo, limpieza y recolección de basuras en diferentes afluentes de la jurisdicción, busca reducir efectos negativos a las comunidades ribereñas de la provincia, consecuencia de las fuertes precipitaciones de los últimos días que se extenderán con intensidad hasta finales del mes de octubre.

“La actividad consiste en hacer recorridos a lo largo de las fuentes de agua para verificar que no haya obstrucciones por árboles caídos, acumulación de materiales o basuras, desviaciones de cauce y/o deslizamientos que puedan afectar el normal discurrir de las aguas”, explicaron funcionarios de la Brigada CAR.

Entre los principales ríos y quebradas intervenidos en la región del Tequendama está, La Mugrosa y Amarillo en Anolaima; El Hueso y Sócota en Cachipay; La Carbonera, Los Micos y la Salada en La Mesa; Quebrada Grande, La Zunia, la Cuy y la Hedionda en San Antonio del Tequendama; Santa Marta, Santa Cruz  y la Junca en El Colegio; Río Lindo, La Ruidosa, La Neptuna y La Barrialosa en San Antonio del Tequendama y  el río Calandaima en Viotá.

En desarrollo de esta actividad han recolectado grandes cantidades de llantas, colchones y basura en general, arrojadas por los propietarios de predios vecinos a las fuentes de agua, causantes de la desviación de cauces y represamientos aguas abajo, motivo por el que la CAR recomienda a las Administraciones Municipales, a través de los Consejos Municipales de Gestión de Riesgos y Desastres, con apoyo de la comunidad, vigilar el comportamiento de estos afluentes a fin de prevenir avenidas torrenciales por efecto de las lluvias.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *